jueves, 16 de febrero de 2012

A veces pienso que puede que no tengamos que ser felices, puede que la gratitud no tenga nada que ver con la alegría, puede que ser agradecido signifique estar contento con lo que tienes, apreciar las victorias, admirar la lucha que implica seguir viviendo. Quizás estamos agradecidos por lo que nos resulta familiar y puede que por las cosas que no sabremos nunca.Yal final del día el simple hecho de tener el valor de no derrumbarnos, es suficiente motivo para celebrarlo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario