viernes, 2 de marzo de 2012

El final de un viaje es siempre el principio de otro. El cambio es doloroso y siempre tiene un precio. Duele soportar ese precio pero no podemos permitir que eso nos domine. El mañana es un misterio y lo único que podemos hacer es afrontarlo con determinación. Seguimos adelante, siempre adelante, hacia lo que sigue. 
Tomamos una decisión, nos comportamos de acuerdo con ella...y no hay más que vivir y esperar.



1 comentario:

  1. Hola, me estoy dando a conocer: http://dress-toexpress.blogspot.com espero verte por alli. Un beso grande

    ResponderEliminar